Todavía muchos se preguntan ¿qué es la fisioterapia? Es lógico que aún exista cierto desconocimiento, oscuridades y dudas al respecto. La fisioterapia es un concepto que ha tardado en consolidarse a medida que lo hacía esta propia disciplina, que es relativamente joven.

La primera definición normalizada es la que proporcionó la OMS en el año 1958: la ciencia del tratamiento curativo por medios físicos. La fisioterapia combina varios métodos curativos tras el diagnóstico previo, y estos van desde el entrenamiento físico, las series de movimientos y los masajes, hasta la hidroterapia y electroterapia, entre otras muchas técnicas.

Así pues, y como puede apreciarse, la ciencia fisioterapéutica abarca mucho más que la terapia física habitual (entrenamientos, masajes) a la que muchas personas la reducen. Se trata de una disciplina científica mucho más compleja, y que abarca un contenido práctico considerablemente más amplio.

El fisioterapeuta está capacitado y facultado para diagnosticar las dolencias del paciente, y para asignarle unos determinados ejercicios, posturas, movimientos, aplicarle técnicas curativas concretas, o bien derivarle a otro especialista.

Qué es un fisioterapeuta y sus diversas especializaciones

Un fisioterapeuta es un profesional titulado que se ocupa de diagnosticar, planificar y aplicar esas terapias de curación física.

En función de la especialización adquirida, puede y debe hablarse de diversos tipos de fisioterapeutas:

  • Fisioterapeuta músculo-ortopédico esquelético. Es el fisioterapeuta que se encarga de curar y corregir las deformidades del llamado sistema músculo-esquelético.
  • Fisioterapeuta neurológico. Trata de corregir y curar las consecuencias físicas y de movilidad de las dolencias neurológicas y del sistema nervioso.
  • Fisioterapeuta cardiopulmonar. Es el especialista en la rehabilitación de los afectados por dolencias y problemas cardiopulmonares.
  • Fisioterapeuta pediátrico. Es el especializado en niños.
  • Fisioterapeuta geriátrico. Es el especialista en ancianos.

Técnicas de fisioterapia

El tratamiento fisioterapéutico emplea varias técnicas para el tratamiento de las lesiones y otros problemas físicos de carácter muscular y óseo:

  • Exploración. Indispensable para establecer un diagnóstico y juicio adecuado sobre los problemas del paciente. Desde aquí se deducirán las metas, principios y aplicación del tratamiento a los problemas concretos y específicos de la persona afectada.
  • En función de lo anterior, podrán establecerse tablas de posturas varias y corrección de estas posturas, así como determinados entrenamientos y ejercicios de fisioterapia.
  • Cinesiterapia. Dentro de estas actividades prescritas por el fisioterapeuta, la terapia del movimiento es una de las más importantes. La cinesiterapia puede ser activa (los movimientos los realiza el propio paciente) o pasiva (el terapeuta o cuidador le aplica determinados movimientos a la zona o segmento afectado del cuerpo del paciente. Igualmente existen movimientos autopasivos, en los que el paciente debe ayudarse de un dispositivo mecánico para mover los miembros, con lo cual dicho movimiento no se realiza de manera enteramente voluntaria. También se puede hablar de cinesiterapia activa libre, activa asistida, y activa resistida (mientras el paciente lleva a cabo unos determinados ejercicios, el fisioterapeuta le aplica una resistencia en sentido contrario, para así aumentar el trabajo muscular en función de la terapia, y la solicitación de las fibras musculares.
  • Masoterapia. Es decir, las técnicas curativas basadas en la aplicación de masajes en las zonas adecuadas.
  • Electroterapia. Se trata de la aplicación terapéutica de electricidad en determinadas zonas. Posee efectos antiinflamatorios, analgésicos, de fortalecimiento de los músculos, etc.
  • Magnetoterapia. Emplea campos magnéticos para combatir problemas tales como las lesiones musculares, dolores, inflamaciones, etc.
  • Ergoterapia. Es el tratamiento fisioterapéutico basado en los ejercicios físicos o el trabajo manual.
  • Hidroterapia y balneoterapia. Tratamientos de fisioterapia basados en utilizar agua, lo que se suele aplicar sobre todo en balnearios. La balneoterapia, que como su propio nombre indica es propia de balnearios, utiliza baños de agua o de lodo, relajaciones, Masoterapia complementaria, etc.
  • Otros métodos terapéuticos: talasoterapia (basada en baños de mar), climatoterapia, termoterapia, vibroterapia, presoterapia, etc, según los agentes físicos con que se trate el mal del paciente.
  • Además, el fisioterapeuta emplea muchas más técnicas, tales como la osteopatía, la acupuntura o la quiropraxia, entre otras.

El fisioterapeuta es un profesional con titulación superior, una formación sólida y especializada, y un rico abanico de técnicas. No lo dudes: puede ser ese especialista que necesitas para solucionar tus problemas físicos y llevar una vida física más sana.