¿Qué es el envejecimiento activo?

El envejecimiento activo es y engloba todas aquellas funciones que lleva a las personas mayores a mantenerse activos, sobre todo, a los que se acaban de jubilar y deben hacer frente a esa nueva etapa de la vida, además engloba las actividades que ellos mismos llevan a cabo y que benefician sus relaciones sociales, involucrándoles en actividades físicas y mentales, siendo a su vez, una forma de mejoría en el control de patologías crónicas.
En cuanto a estas actividades que promueven el envejecimiento activo, se haría referencia a la estimulación cognitiva, el pensamiento y la actitud positiva, la autonomía en la vejez etc., es decir, todo aquello que englobaría un envejecimiento saludable en cuanto a un equilibrio de cuerpo y mente.
Y es que, es igual de importante en todo este proceso, la actividad mental y la actividad la física, ya que la correcta alimentación y la constante participación social son fundamentales dentro del envejecimiento activo.
En cuanto a las actividades o ejercicios que favorecen el envejecimiento activo, encontramos las siguientes:

Ejercicios para un envejecimiento activo 

Juegos 
Refiriéndonos a juegos, los que más favorecen una habilidad mental y participación en grupo, estableciendo relaciones sociales, son los denominados como juegos de mesa, como puede ser: el dominó, parchís, bingo etc.
En este sentido, todos ellos benefician el desarrollo psicológico de las personas mayores, favoreciendo su estado de ánimo, su bienestar personal, ayudando a ejercitar sus habilidades cognitivas, disminuyendo el estrés y la ansiedad, ya que disminuyen la sensación de soledad y por lo tanto son suficientes motivos para que resulten una parte importante del envejecimiento activo.
Ejercicios cognitivos
. Dentro de los denominados ejercicios cognitivos, encontramos pasatiempos, ejercicios de lógica y cualquiera que favorezca tener la mente activa.
En este sentido, cada uno permite que ejercitemos alguna de las habilidades que poseemos.
– La sopa de letras: Favorece la atención y la concentración.
– Los laberintos: Su realización permite que trabajemos las habilidades de planificación o resolución de problemas.
– Los sudokus: Favorecen la lógica, la memoria, el cálculo, paciencia etc.
– Los crucigramas: Favorecen las habilidades lingüísticas, la memoria semántica, el vocabulario o  la flexibilidad mental.
– Ejercicios de semejanzas entre parejas de imágenes, como forma de trabajar la  observación y la memoria.
Es necesario, ir variando de ejercicios pero si trabajar todos. De esta forma, los adultos mayores verán favorecidas sus habilidades cognitivas y podrán tener una mente ágil mucho más tiempo.
Viajar 
Todo lo que conlleve conocer o visitar nuevos lugares, estando en contacto con diferentes personas, repercute en las personas mayores favoreciendo su bienestar vital y personal lo cual potencia activamente un envejecimiento activo.
Cursos – Formación 
En el transcurso de la jubilación es muy favorable para las personas mayores dedicarse a aquellas actividades, hobbys o aprendizaje que no han podido realizar anteriormente, ya que nunca es tarde para hacer lo que más te gusta, como pueden ser cursos de cocina, de pintura, baile, teatro etc. e incluso acudir de oyente a diferentes asignaturas en la universidad para mayores o centros culturales.
Ejercicio físico
El ejercicio físico resulta fundamental en la tercera edad, beneficia al estado físico y emocional de la persona mayor, favorece que se mantengan activos y adquieran rutinas de vida saludables, lo que repercute en una mejora psicológica y de autoestima, ya que liberan tensiones y duermen mejor, beneficiando así que tengan una mayor autonomía en su vida diaria.