Hoy en día las personas mayores ocupan el porcentaje más alto de la sociedad, ya que la esperanza de vida va aumentando cada vez más, y la natalidad descendiendo lo que lleva consigo que haya cada vez más ancianos.

Es por ello, que hay que dedicarles un especial cuidado en esa etapa de la vida donde, en muchos casos, están solos, por lo tanto debemos proporcionarles los medios suficientes para que en esa última etapa de la vida en la que se encuentran, estén felices y puedan disfrutar de ella con total plenitud. 

Sin embargo, no siempre los familiares pueden llevar a cabo esta tarea, ya que a parte de las obligaciones laborales diarias, están las familiares o demás compromisos propios del día a día. 

Por este motivo, en mSoluciona Gijón somos especialistas en ayuda a domicilio o incluso en el hospital, brindándoles  a los mayores una asistencia completa, asegurando la tranquilidad tanto de los familiares como del propio anciano.

Beneficios de la ayuda a domicilio 

El termino ayuda a domicilio engloba todos esos servicios, que requieren de una asistencia en el hogar, desde el cuidado de mayores como hemos mencionado anteriormente, cuidado de niñosservicio de internasasistencia hospitalaria cuidado de enfermos y que le facilitan la vida a la persona receptora de esa ayuda.

Y dentro de esta ayuda, cobra especial importancia el cuidado de mayores, que son los que más ayuda necesitan por parte de un cuidador, que le nutra de respeto, familiaridad o compañía de manera diaria.

Sin embargo, son más los beneficios que otorga este tipo de ayuda y que exponemos a continuación.

– Estancia en el domicilio: Y es que, son muchas las personas mayores que sufren deterioro cognitivo o incluso problemas de movilidad que les impiden desplazarse y en este sentido, la ayuda a domicilio les proporciona la comodidad para que l apersona mayor se mantenga en su hogar, en su entorno diario, sin que se desubique ya que todo le resulta familiar, al contrario que si tuviera que acudir a una residencia o a un centro de día.

– Atención y cuidados personalizados: El cuidador que presta la ayuda a domicilio se trata de una persona profesional, titulada y experta en cuidados cuya atención va exclusivamente para la persona que se hace cargo, no tiene que estar a cargo de varias personas a la vez como en el caso de una residencia.

– Instauración de rutinas: Las personas mayores en el día a día necesitan llevar a cabo una serie de rutinas que tendrán un mayor seguimiento por parte de un cuidador que si no tuvieran ayuda de nadie para realizarlas ya que igual ni las realizaban, y el hecho de llevarlas a cabo con regularidad les facilitaría su día a día.

Por este motivo, se hace esencial la presencia de un personal cualificado en el domicilio lo que se traducirá en tranquilidad y en seguridad de la persona mayor en cuestión.

– Independencia: Es más beneficioso que el anciano se sienta libra en esta etapa de la vida y con mayor independencia que si estuviera en una residencia cumpliendo horarios exhaustivos sin la presencia de amigos o familiares cada vez que quisiera.

– Más económico: Son muchas las personas mayores que viven con presupuestos limitados en dicha edad, como para asumir los altos costes que requiere una residencia, ya que las plazas públicas son limitadas y difíciles de conseguir. Por lo tanto, la ayuda a domicilio permite que se puede ajustar el presupuesto a las necesidades determinadas de cada persona mayor, lo que lo convierte en un servicio más económico.